No te prometo

No te prometo un amor perfecto porque creo que la perfección no existe, aunque el amor es algo que esta muy cercano a ser perfecto. No te prometo un amor sin lágrimas, porque soy consciente que aveces se llora cuando el alma quiere expresarse. No te prometo un amor sin peleas, porque aún cuando se esta enamorado existen momentos de fricción que te enseñan que tan delgada es la línea para perder a alguien. No te prometo un amor sin celos, porque el amor tiene momentos protectores. No te prometo un amor perfecto, pero si honesto, grandioso, inolvidable, con paseos al parque, con noches estrelladas, lleno de poemas y besos apasionados. No te prometo un amor perfecto, pero si te prometo que este amor será siempre tuyo, sólo tuyo amor mío.

Eduardo Horta G’

No te buscaba

No te buscaba, no te buscaba y te encontré, gracias a todos esos errores que cometimos los dos y que a la postre se convertirían en enseñanzas. No te buscaba, pero Dios es perfecto y el fue quien nos hizo caminar hasta donde la vida nos uniría. No te buscaba, vivía sin sueños, vacío, con sentimientos efímeros. No te buscaba, en serio, no te buscaba y te encontré, en un día mágico, lleno de luz, basto de claridad, empapado de verdad, sobrado de algo que yo pensé me había olvidado: amor. No te buscaba, lo juro, no te buscaba y encontrarte me cambió la vida entera.

Eduardo Horta G’

Me enamoré

Me enamoré sin preocupación de lo que pensarán, de lo que dijeran, incluso sin preocupación de lo que tu pudieras sentir. Me enamoré porque no tenía opción, porque en el amor nunca se elige, porque sólo pasa, y ya, sin explicación. Me enamoré cuando menos lo pensaba, cuando menos lo quería, cuando menos buscaba ese amor. Me enamoré, sin medida, sin angustia, sin pensar en nada más. Me enamoré, porque llegaste, eso si, en el momento preciso, cuando mi cuerpo entero estaba listo, cuando mi alma entera estaba en paz, cuando mi vida entera la podía dar. Me enamoré pues, y no puedo hacer nada, sólo amarte en cada respirar, de día y de noche, de malas y de buenas, triste y feliz, a cada momento, sólo a ti, sólo a ti amor mío.

Eduardo Horta G’

El amor desconoce distancias

El amor desconoce distancias, porque el amor no conoce cuanto es que mide un kilómetro. El amor desconoce distancias, porque el amor va unido al pensamiento. El amor desconoce distancias, porque el amor es más que la unión de dos cuerpo, de dos labios, de dos manos. El amor desconoce distancias, porque el amor es más grande que cualquier medida que se haya inventado el ser humano para estar lejos.

Perdidamente enamorado

Necesito un minuto, un sólo minuto para verte a los ojos, para tomarte las manos y acariciarte la mejilla antes de besarte directo en los labios. Necesito un minuto, sólo un minuto para abrazarte después del beso, acercarme a tu oído y decirte que estoy perdidamente enamorado, perdidamente enamorado de ti.

Eduardo Horta G’

Te extraño

Te extraño, como se extraña a alguien que amas con el cuerpo entero, a pesar de que te vi apenas hace unas horas. Te extraño, desde el primer segundo que me fui, a pesar de que tu aroma aún se paseaba sobre mi. Te extraño, segundo a segundo, porque, cuando tus brazos dejan de rodearme, el mundo, el mundo empieza a perder sentido.

Eduardo Horta G’

Por fin me enamoré

Y después de tanto sube y baja emocional, después de tanto beso sin sentido, después de tanta ida y venida, llego ella, tan perfecta, aún con todos sus defectos, tan maravillosa, tan diferente, tan única. Después de tanto, caray, después de tanto, por fin me enamoré.

Eduardo Horta G’

Cuando te das cuenta

Entonces, cuando te das cuenta que eres importante para una persona, no hay nadie que te pueda lastimar. Porque dentro de un mundo lleno de personas eligió quererte a ti, y eso, eso te hará la persona más fuerte del mundo.

Eduardo Horta G’

Dejé de huirle al amor

Dejé de huirle al amor, porque comprendí que por más que corra, terminara por alcanzarme. Dejé de huirle al amor, porque comprendí que el amor es más rápido que yo. Dejé de huirle al amor, porque me alcanzo con la rapidez de una mirada.

Eduardo Horta G’

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 12.654 seguidores