Una bella utopía materializada

Describir que siento por ti sería limitar el sentimiento, y el amor es un sentimiento ilimitado, así pues, sólo puedo decir que eres como una estrella brillante en un cielo de oscuridad. Aún recuerdo la primera vez que nuestros ojos se juntaron. Fue como ver una puesta de sol o una estrella fugaz, bueno, en realidad mas hermoso, pero esa era la idea. Ese día caminaba nervioso, un tanto incrédulo, mi mirada solía perderse en la nada, y mi mente hacia lo mismo, pero perdiendo se en ti, y en todo lo que implicaba nuestro tu encuentro. Imagine como era tu aroma, tus manos, tu cara, tu esencia, y de cuando en cuando me robabas suspiros desde el alma, desde el corazón, suspiros que cuando se escapan de mi, y viajaban hasta la luna, o probablemente hasta ti. Pensaba en el momento como un bello sueño (mis sofismas mentales), mi mente no era capaz de comprender lo que estaba a punto de suceder, y eso hacia que mi mirada siguiera perdida al igual que mis pensamientos. Solía reír esporádicamente y las personas que me veían seguramente pensaban que era un loco, un demente que reía sólo, y en realidad también yo lo pensaba, pero por otra razón; yo lo hacia porque debería estar loco para ir al encuentro con la mujer más hermosa que jamás había conocido.
Pero los encuentros están predestinados, así como las almas. Cuando nacemos Dios nos asigna un alma gemela, un compañero inseparable, alguien que nos acompañara toda la vida y eso mismo es lo que anhelaba a nuestro un encuentro. Ese encuentro casi utópico, con matices irreales, pero que estaba a punto de consumarse. Entonces seguí firme en mi andar, buscaba algo que me distrajera, pero en mi mente, sólo estabas tu, y todo lo que forma parte de ti, eso que he podido conocer en un corto lapso, un lapso enteramente maravilloso. Por fin llegue a la cita y levante la vista en todas direcciones, aún lo hacia nervioso, temía que te llevarás una decepción cuando me vieras, y es que las personas suelen esperar demasiado de mi, y eso me genera una enamorme responsabilidad. Mientras tanto seguía en tu búsqueda y cuando por fin te encontré, el cielo cambio de color, las nubes se pintaron de colores y mi corazón daba saltitos como un niño alegre.

Me acerque y estaba sentada, después levanto la mirada, y morí, sus ojos me hechizaron, pensé que no podría decir nada, en verdad estaba hipnotizado.
-Hola, se me hizo un poco tarde.- Yo y mi odiosa impuntualidad
-Hola, no importa- Me dijo serena, un poco tímida como suele ser.
Se puso de pie y me dio el abrazo más dulce que jamás sentí, entonces su aroma llego a mis pulmones y me embriago por completo, eso me acelero las pulsaciones, y entonces sin que se diese cuenta cerré los ojos y guarde ese momento para la eternidad. Después caminamos un poco, trate de hablar para neutralizar mi nerviosismo, pensé que la enfadaba, pero me di cuenta que estaba interesada en todo lo que decía.
Llegamos a la puerta de su casa, era enorme, de madera de roble, adornada con figuras que se asemejan mucho a los ángeles, en la parte superior estaba un placa con los apellidos de su familia y una pequeña frase que decía lo siguiente; “Este hogar es el hogar de los sueños y de las ilusiones”. Me quede un rato observando, hasta que me interrumpió.
-Oye, estoy aquí, aún no me voy, sería más bello si me mirarás a mi en lugar de mi puerta.- Note que esbozo una sonrisa y me dio un ligero empujón, Talvez para sacarme de mi letargo.
-Disculpa, es sólo que soy muy observador, y este tipo de cosas me atrapan. Quien escribió esa frase?.- Musite aún observando la parte superior de su puerta.
-Mi abuelo. El era muy culto, así como tu, me recuerdas mucho a el, y también le gustaba escribir.- Su semblante parecía tornares triste y eso me causo ternura, tenía ganas de abrazarla, pero sólo resolví en seguir charlando.
-Valla, que gran sorpresa, me enamorare de tu abuelo.- Me ruborice al darme cuenta de mi comentario fuera de lugar.
-Mejor enamórate de mi.- Siguió mi comentario en tono de broma, aunque me hizo pensar en sí podría enamorarme de ella.
-Estaría encantado, cuando m enamore quiero que sea de alguien como tu.- Ahora mi comentario abandonó el chacoteo.
-No sabes lo que dices.- Se puso sería, y empezó a observar su puerta.
-Claro que lo se, yo lo se todo.- Esta vez me sobrepase con ese ego que me acompaña desde niño, pero a ella pareció causarle gracia, eso me hizo sentir aliviado.
-Ya lo he notado ñoño.- Río nuevamente
-No soy ñoño, sólo me gusta aprender. Oye pero tengo una duda. Cuando hablaste de tu abuelo dijiste que le gustaba escribir. Porque hablaste en pasado?. Ya no le gusta?.- Arquee la ceja y me acerque a ella.
-No es eso, es que amm…. El ya murió.- Su sonrisa se había borrado. Y eso me partió el alma, es una de esas situaciones en las que no encuentras palabras.
-Lo siento. Debes extrañarlo mucho y el a ti, pero te aseguro que desde el lugar de la felicidad eterna te estará cuidando.- Trataba de mitigar un poco el dolor que irradiaban sus ojos pero, ese tuipo de dolor es difícil de mitigar, sólo el paso de los años logra borrarle un poco.

-Lo se, pero no puedo evitar extrañarlo, aunque poco a poco he ido acepto esa terrible partida.-
Agacho la cabeza y yo me acerque a ella para estrecharla en mis brazos, tenía la sensación que ese abrazo podría ahogar un poco esa pena.
Paso un tiempo considerable, en realidad fue mucho tiempo, nuestra unión estaba hecha, lo supe porque perdimos un poco la percepción del tiempo, y porque nos acompaño un silencio abrumadora mente delicioso.
-Bueno tengo que irme.- La fatídica despedida estaba consumada.
-Te hachare de menos.- Dije acariciando su mejilla.
-Y yo a ti, no quisiera que te fueras, pero tengo que entender que no puedes estar siempre unido a algo, además habrá muchos días más como este.- Sonrió y de nuevo el brillo d sus ojos se apoderó de mi.
-Muchísimos te lo prometo.- Me acerque a ella tanto que se lo dije junto a la boca, podía ver la comisura de sus labios, y sin pensarlo más cerré fuertemente mis ojos y la bese, lo hice suavemente, otras cuantas lo hacia con intensidad, y como sucede en el primer beso, titubeábamos, pero eso fue lo más maravilloso, fue como un inocente beso, de esos besos que te invitan a guardarlos por siempre en la memoria. Cuando abrí los ojos nuevamente, la observe a centímetros de mi, aún con los ojos cerrados, y sus brazos rodeando mi cuello, así que bese su frente y me acomode de tal forma que su cabeza quedara sobre mi erguido pechó. Y así volvimos a perder la noción del tiempo, del espacio, de todo.
-Sabes, nunca pensé que este momento llegaría, es decir, siempre fuiste como un sueño, y ahora mismo estas aquí, estrechandome en tus brazos después de el beso más fantástico de toda mi vida, esto es demasiado, es como lanzarte en caída libre sin paracaídas, una sensación incomparable.-
Me dejo sin palabras, algo inusual en mi, así que sólo resolví en besarla nuevamente, esta vez el besos subió de intensidad, pude notar como su lengua se escapaba repentinamente y se introducía en mi boca, casi hasta llegarme a las anginas.

-Tienes que entrar a tu casa ahora mismo, o tendremos problemas.- No quería romper el momento, pero el umbral de la puesta de sol estaba cerca y yo aún tenía que regresar a casa.
-En ese caso, me voy, espero verte pronto- No quería soltarme, ni yo quería que lo hiciera, pero sin más abrió los brazos, me beso por última vez y camino hacia su puerta. La veía alejarse y extrañamente sentía que algo faltaba por decir, hasta que una chispa en mi cabeza me alerto que en efecto, falto algo por decir.
-Espera, tengo algo que decirte.- Grite!
-Dime- Giro todo su cuerpo en dirección mía, me acerque a ella y dije:
-Quieres pasar el resto de tus días conmigo?- Un tono demasiado romántico acompaño la frase.
-Me estas pidiendo matrimonio?- Pero que tonto, así no es como usualmente se le pide a una chica si desea ser tu novia, me dije a manera de regaño.
-No, bueno… Es sólo que… Bueno lo que quería decir es… Ya sabes, tu, yo…- Que forma tan ridícula de tartamudear la mía, me sentí apenado y sabía que si no hacia algo rápido para corregir, podía arruinar todo.
-No entendí nada- Expreso ruborizada.
-Lo que quiero decir es que… Bueno fanni creo que ya lo sabes, no me lo hagas más difícil.- No entiendo como mi lengua me traiciono en este momento tan importante.
-No lo se de echo, deberías calmarte y decir…-
-Quieres ser mi novia?- Wow por fin lo dije, y todo ese nerviosismo se fue seguramente hasta la vía láctea, o más lejos aún.
-Vez que no era tan difícil.- Aún seguía ruborizada, y traviesa a la vez, parece que le divertía mi embarazosa situación.
-Si lo era, pero no has respondido- A mi no me parecía divertido a decir verdad.
-Esta bien te responderé.- Eso me alegro, mi subconsciente exigía una respuesta, a la de ya!
-Te escucho- Mis oídos estaban ansiosos por escuchar ese casi melódico si, pero para mi sorpresa sólo se acerco me abrazo y me volvió a besar.
Esa no es una respuesta clara, me dije a mi mismo, los besos pueden tener cualquier significado, pero nada como la certeza de ese si que tanto había anhelado.
-Esa es tu respuesta?. Porque si la es, deberías decifrarmela.- La veía intensamente a los ojos.
-Un beso puede decir más que un diccionario completo, descúbrelo tu, me voy, te veo después- Comenzó a caminar de nuevo a la entrada de su casa.
-Pero fannie….- Se escucho un golpe seco, y sin más desapareció de mi vista.
Que mujer tan maravillosa, pensaba mientras caminaba a la parada del bus.
-Pero eso habrá sido un si?- Me preguntaba mi subconsciente. Para después responder a su pregunta.
-El que calla otorga, así que, definitivamente es mi novia.-
Corría presuroso, era el último camión y estaba a punto de irse, tropecé y casi caigo, pero mantuve el equilibro, alcance el bus, lo aborde, me senté y me perdí en la música hasta llegar a casa. Valla que día tan maravilloso, mejor que el mas hermoso de mis sueños.

Eduardo Horta G’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s