Mujer de mis ojos V

Mujer de mis ojos, disculpe usted por mi ausencia en este mi espacio, que más bien es suyo. No eh tenido deseo alguno de escribir. Hace unos días lo intente, pero fue inútil, pues, no hilaba un par de palabras cuerdas. Sonare repetitivo, pero sigo extrañandola, cada día un poco más. El vacío se esta haciendo irreparable. Estuve pensando en regresar, pero se que es inútil. Usted con otro, y yo con este sentimiento que me eriza tanto la piel. Así que me deshice de esa descabellada idea y me propuse resistir el dolor de estar tan lejos de usted, hasta que pueda convertir este sentimiento, madurarlo, y aprenda y vivir con usted pero sin usted. Mujer de mis ojos hoy conocí a una bella dama, fue tan casual, que me congele. Es una mujer muy interesante, pero le falta el toque que usted tiene, esos ojos, o más bien esa mirada criminal. Y digo criminal, porque cuando me mira es usted capaz de matar toda mi cordura. En fin, mientras charlábamos, la recordaba a usted, y deseaba que estuviera ahí conmigo, así que sin pensarlo, comencé a hablarle a esa dama sobre vos. Mujer de mis ojos, mi boca no paraba en halagos hacia usted, aunque de vez en cuando los matices de tristeza se hacían presentes una y otra vez. Pude notar un par de ocasiones en que aquella mujer limpiaba tibiamente sus ojos, lloraba por mi cruel historia, mi mejor historia. Al final sólo pude decirle: -La amo, y se que este sentimiento no lo extinguirá la distancia, ni el tiempo, ni el dolor, ni la desesperanza.. Porque comprendí que amar, implica saber perder, saber llorar, saber sufrir. Pero que nada de todo eso me ha quitado eso que llaman “mariposas en el estómago” cada que pienso en ella. Se qué esto sucede una vez en la vida, y me considero afortunado. ¿Sabe porque?. Porque yo eh amado más allá del límite, más allá de lo que cualquier humano pudiese siquiera imaginar.
Mujer de mis ojos, es un placer volver a reencontrarla en mis letras, espero no ausentarme tanto. Porque aquí guardo todo lo que siento por usted. Aquí yace todo, todo lo que frente a frente nunca más podré obsequiarle.
Siempre suyo: Eduardo Horta
Eduardo Horta G’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s