Creer en ti

Así muere el orgullo, o la dignidad…

Hola Zoe. Perdona mi insistencia. Pero no puedo estar así, me parece injusto e inecesario. Sólo quiero saber de ti, de la mujer de mis libros. Quiero dejar el orgullo. Ahorita estuve con tu mamá, y no pude evitar sentir todo eso que me ha echo escribirte, y que me hace callar también. Porque soySigue leyendo “Así muere el orgullo, o la dignidad…”

Mujer de mis ojos XVII

Mujer de mis ojos hoy vi a Sofía, fue demasiado extraño. Nos acompañaban los silencios, y eso es porque estábamos incómodos, aún estaba impregnado el recuerdo de la última vez que estuvimos juntos. Intente abrazarla, pero estaba reticente, fría, como ausenté, aunque estaba presente. Es una de esas ocasiones en que estas con alguien, peroSigue leyendo “Mujer de mis ojos XVII”

Mujer de mis ojos XVI

Mujer de mis ojos creo que hoy termine por entender que usted estará siempre lejos de mi. Que nuestras almas no están destinadas a vivir juntas, en este abismo de jodido espacio, un espacio obligado en mi caso. No eh podido visitar a Sofía, no me atrevo a verla a los ojos, no quiero hablarSigue leyendo “Mujer de mis ojos XVI”

Enamorarse a la antigua

Soy un chico atípico. A mi me gustan los amores que se consiguen con cartas. Ahora todos se enamoran detrás de un monitor. Entonces puede que los atípicos sean ellos. Pero así es la sociedad actualmente, para ellos es extraño que alguien intente conquistar a una mujer enviándole cartas, incluso, puedo apostar, que a lasSigue leyendo “Enamorarse a la antigua”

Recordando

Las memorias que tengo sobre Zoe son intermitentes, cambiantes en demasía. Como lo es mi vida, o la vida de todos. Siempre en constante transmutación. Aveces la recuerdo en el dolor, otra veces en la pasión, y muchas otras en el sentimiento casi intacto hacia sus ojos. Es extraña mi manera de amar. Muy profunda,Sigue leyendo “Recordando”