Mujer de mis ojos XVII

Mujer de mis ojos hoy vi a Sofía, fue demasiado extraño. Nos acompañaban los silencios, y eso es porque estábamos incómodos, aún estaba impregnado el recuerdo de la última vez que estuvimos juntos. Intente abrazarla, pero estaba reticente, fría, como ausenté, aunque estaba presente. Es una de esas ocasiones en que estas con alguien, pero a la vez te encuentras lejos. La observe un par de veces a los ojos, intentaba no observarla, porque aún me sentía sucio con ella. Hasta que ella término el silencio
Agónico.
-Eduardo, ¿Que pretendes?. ¿Vas a segur fingiendo que quieres estar conmigo?. Terminemos esto de una vez. Te advierto que no permitiré que juegues conmigo. Ya lo hicieron una vez, y casi muero, así que no dejare que eso pase nuevamente.-
Note como sus ojos comenzaron a brillar, hasta que se mojaron completamente. Mi lengua estaba amarrada, no sabía que decir, es extraño que eso me suceda a mi, pero en ese momento me paso.
-Sofía…
Hice una pausa, y tome aire. Encendí un cigarrillo y continúe.
-No voy a jugar contigo, tu eres consciente de lo que yo viví. Así que no soy capaz de jugar con alguien, mucho menos contigo. Es sólo que todo esto no es fácil. Estoy en proceso de olvidar a Zoe, y eso conlleva tiempo, sufrimiento, y mucha, pero mucha paciencia. No voy a obligarte a estar conmigo, esa decisión es tuya, pero…
-¡Te amo!
Me congele, no esperaba que dijera eso.
-¿Que dijiste?-
Aventé el cigarrillo y me acerque, la tome de los hombros y le pedí que repitiera eso que acababa de decir.
-Te amo, como se ama algo que te hace feliz.
-Yo sólo te hago sufrir-
-Te equivocas.
-Tu misma lo dijiste.
-No vamos a discutir sobre lo que siento. ¿O si?.
-Si es necesario si.
-¿Sabes lo que es necesario?. Que dejes de idealizar a Zoe, eso ya no es amor. Tienes una obsesión hacia ella. Te creaste una imagen incorrompible, y no digo que este mal. Pero ya estas llevándolo al extremo.
-¿Ahora soy un obsesionado?. No sabes lo que dices, mejor me voy antes de que termine esto peor.
-Esta bien, vete y no vuelvas. Yo ya no estaré.
No me importo en realidad, así que me fui, y ahora estoy aquí como idiota escribiendo todo esto. Creo que debo dejar de escribir.
Ya no se si suyo: Eduardo Horta G’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s