Amaba tanto

Amaba tanto cada una de nuestras memorias, que, la distancia me parecía absurda. Nos alejamos, tanto, que, solo nos quedaba justo eso, un par de memorias sobre esos días en que nos contábamos historias al oído. Aún me quedaban las huellas d tantas y tantas caricias, aún tenía los labios irritados de tantos y tantos besos, aún tenía el corazón agitado de tantas y tantas emociones, aún me quedaban fuerzas en ambos brazos de tantos y tantos abrazos, aún me quedabas tú, mi vida, aunque nos mantenía solos la inevitable distancia de no habernos seguido conquistando día con día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s