Eras felicidad

Aprendí a llamarte “Felicidad en estado puro, natural, magnifico, maravilloso, radiante, inigualable”. Porque eso eras en verdad. La felicidad que no encuentras en ningún orgasmo, ni en ninguna droga, ni en un gol de final de copa del mundo, ni en el final de un libro, ni en el brillo de un lingote de oro, ni en la pintura de un ultimo modelo. Eras felicidad, en su forma más espontánea. Esa felicidad que no se ausentaba, que no se extinguía, que no se marchitaba, que no pedía nada a cambio si no la simpleza de una sonrisa iluminadora. Eso eras, en un pasado tan frágil que dejó de existir.
Eduardo Horta G’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s