Carta hasta el vientre 

La noticia nos llegó en una tarde colorida, como un síntoma de cuanto color iba a darle a nuestra vida. Sus primeros latidos se habían gestado apenas hace un mes, pero, parecía como si esos latidos hubiesen vivido una eternidad en nosotros. La sonrisa fue inevitable porque no fue ese típico accidente, además, siempre he considerado que un hijo es una bendición, en las condiciones que llegue. Me sentía aturdida de felicidad, ya puedo imaginar sus ojos y sus manitas haciendo el día. El nombre aun no es importante, aunque si por mi fuese le pondría felicidad, porque eso es; felicidad en su estado más puro. Me habían contado tantas veces sobre esto que pensé que ya sabía que podía sentirse, pero estaba equivocada, porque, superó cualquier cosa en mi vida. Es la cima, la apoteosis de todos los días que he vivido, es como si mi vida se resumiera justo en algo que no conozco y que ya estoy amando. La impaciencia es mi peor enemiga, cómplice del tiempo que quiere que me enamore más de lo que crece dentro de mi. Aun así, la espera me gusta, porque, es de ese tipo de espera que llena de fe, de gozo, de júbilo. 

Anuncios

Estoy en una etapa de mi vida

Estoy en una etapa de mi vida que me hace pensar que la estuve esperando. Me gusta soñar las cosas, pero usualmente no sueño a las personas, y, actualmente la estoy soñando. En lo literario porque quisiera escribirle, en lo material porque quisiera verla y en lo espiritual porque estoy sintiéndola.

-Eduardo Horta G

Felicidad en estado puro

Aprendí a llamarte “Felicidad en estado puro, natural, magnifico, maravilloso, radiante, inigualable”. Porque eso eres en verdad. La felicidad que no encuentras en ninguna droga, ni en un gol de final de copa del mundo, ni en el final de un libro, ni en el brillo de un lingote de oro, ni en la pintura de un ultimo modelo. Eres tú la felicidad, en su forma más espontánea. Esa felicidad que no se ausenta que no se extingue que no se marchita, que no pide nada a cambio si no la simpleza de una sonrisa iluminadora.

 

-Eduardo Horta G