Cien días después de ti 

Buscaba mil maneras de decirte “te quiero”, de evitar que te fueras. Extendí las manos para poder tomarte, aunque ya estabas lejos, muy lejos. Espeté aquel “te quiero” con la fuerza que impulsa el miedo a perderlo todo, porque tú eras mi todo. Pero el sonido de mi voz no llegó a tus venas, y así te fuiste, como si el pasado se hubiese escapado de tus pupilas. Caminé, para seguir tus pasos, pero, el camino había borrado las huellas. 
“Cien días después de ti”

-Eduardo Horta G’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s