Dime qué tan grande eres 

Dime que tan grande eres si en la primera pesadilla despiertas sudando, llorando por que la infancia te ha dejado y sabes que no vuelve más. Dime qué tan grande eres cuando te regocijas en tus logros y te rindes en la derrota. Dime qué tan grande eres si dices amar a quien traicionas, una y otra vez. Dime que tan grande eres cada que en soledad te has despreciado. Dime que tan grande eres para no terminar algún dia en un cementerio. Dime qué tan grande eres para no necesitar a Dios, porque, la vida está lleno de tanto, que, sin Dios no vale un centavo. Dime que tan grande eres porque te dire que eres diminuto ante Dios. 
Eduardo Horta G’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s