Amor, voy a contarte algo…

Amor, voy a contarte porque aveces estoy tan ausente de tus ojos, creo que ya lo sabes, pero, quería decirlo. Me ausento para que no lo haga la comida, el dinero, todo lo que ahora mismo debes estar viendo a tu al rededor. Me ausento con la única Esperanza de que no tengas nunca eseSigue leyendo “Amor, voy a contarte algo…”

Antes de dejar de serlo

En escala del 1 al 10 no tendría definición, ni lugar. Fue algo más que una escala, que una medición. Algo más en el sentido estricto de la expresión; ese extra, eso llamado oxígeno, ese sonido del latido del Corazón viajando por cada centrimetro de nuestra composición. Eso eras, fuiste, dejaste de serlo. En unSigue leyendo “Antes de dejar de serlo”

fragmento de mi libro “Cien días después de ti”

No estamos tan lejos uno del otro, sólo un par de centímetros separan todo el sentimiento de tenernos nuevamente. —¿Qué sigue ahora?  Dice, y se hace un silencio prologando.  —¿Besarnos? Pregunto ruborizado. —Tú piensas que besarnos arreglara todo.  Increpa con mirada arrogante. —Mas bien pienso que no besarnos sólo lo empeorará. Respondo ilusionado. —¿Entonces, porqueSigue leyendo “fragmento de mi libro “Cien días después de ti””

La conocí en un día inesperado 

La conocí un día inesperado, al lado de quien fue mi mejor amiga por tantos años. Ni si quiera estaba arreglado para la ocasión, pero, ahora mismo me doy cuenta que nadie, absolutamente nadie, está arreglado para enamorarse. Eso es más maravilloso aun, porque llega sin esperarlo, y en la sorpresa está esa maravilla. NoSigue leyendo “La conocí en un día inesperado “

Amaba tanto

Amaba tanto cada una de nuestras memorias, que, la distancia me parecía absurda. Nos alejamos, tanto, que, solo nos quedaba justo eso, un par de memorias sobre esos días en que nos contábamos historias al oído. Aún me quedaban las huellas d tantas y tantas caricias, aún tenía los labios irritados de tantos y tantosSigue leyendo “Amaba tanto”

Cuando ya me haya ido

Si, te extraño, y te extrañare por mucho tiempo, hasta que un buen día no me importe más. En cambio tú, estás en desventaja, porque no has aceptado que me extrañas, llevas una vida distraída con una y otra persona, pero, cuando tu festín termine, te acordarás de mi, y entonces te darás cuenta queSigue leyendo “Cuando ya me haya ido”