Amar no significa poseer

-¿Aún la extrañas?. -¿A quien?. ¿Al amor de mi vida?. No, ni un poquito. -Que extraño eres. ¿Cómo puede ser el amor de tu vida alguien a quien ni si quiera extrañas?. -¿Sabes que pasa cuando las frutas maduran, no?. -¿Se separan del árbol?. -Así es. Mi amor ahora es como una fruta madura. YSigue leyendo “Amar no significa poseer”