Y, ¿por qué no? En esa vida

Mujer de mis ojos XVI

Mujer de mis ojos creo que hoy termine por entender que usted estará siempre lejos de mi. Que nuestras almas no están destinadas a vivir juntas, en este abismo de jodido espacio, un espacio obligado en mi caso. No eh podido visitar a Sofía, no me atrevo a verla a los ojos, no quiero hablarSigue leyendo “Mujer de mis ojos XVI”

Encuentro inesperado

Fue un encuentro inesperado, pero excelente. El sonido de mi móvil comenzó a sonar. Lo saque lentamente de mi bolsillo y ¡oh sorpresa!, era ella, la mujer de mis ojos. Su nombre adornó la pantalla como no lo puede hacer ningún otro nombre. Respondí calmo, pero emocionado. -¡Hola!. -Hola, estoy en Acatlan. ¿Podemos vernos?. SuSigue leyendo “Encuentro inesperado”