Mujer de mis ojos

Mujer de mis ojos No juzgues mi partida, pues razones tengo de sobra. Primero que nada, huyo del sentimiento, que esta ahora muy dentro de mis entrañas. Soy cobarde, no tengo duda. Pero no intento ser esclavo del amor, no es precisamente lo mío. Amo mi libertad, y para gobernar esa libertad he tenido queSigue leyendo “Mujer de mis ojos”