Llevas las huellas de nuestro destino

Somos un juego infinito