¿Quién no recuerda?

¿Quién no recuerda esa primera vez en un beso? Ese momento exacto en que por unos cuantos segundos todo se detiene, como si los engranes del universo perdieran movimiento y toda la creación quedara congelada. ¿Quién no recuerda ese palpitar agitado mientras te acercas pausadamente a sus labios? Y las manos te tiemblan involuntariamente, mientrasSigue leyendo “¿Quién no recuerda?”

Me habían rechazado tanto 

Me habían rechazado tanto que las muestras de cariño me parecían inverosímiles, incluso debo admitir que en ocasiones sentís que no las merecía. No después del escritor, porque quizá todas esas muestras de cariño eran para ese personaje que la vida fue creado en mi, y no para la persona, esa que había nacido 18Sigue leyendo “Me habían rechazado tanto “

fragmento de mi libro “Cien días después de ti”

No estamos tan lejos uno del otro, sólo un par de centímetros separan todo el sentimiento de tenernos nuevamente. —¿Qué sigue ahora?  Dice, y se hace un silencio prologando.  —¿Besarnos? Pregunto ruborizado. —Tú piensas que besarnos arreglara todo.  Increpa con mirada arrogante. —Mas bien pienso que no besarnos sólo lo empeorará. Respondo ilusionado. —¿Entonces, porqueSigue leyendo “fragmento de mi libro “Cien días después de ti””

La conocí en un día inesperado 

La conocí un día inesperado, al lado de quien fue mi mejor amiga por tantos años. Ni si quiera estaba arreglado para la ocasión, pero, ahora mismo me doy cuenta que nadie, absolutamente nadie, está arreglado para enamorarse. Eso es más maravilloso aun, porque llega sin esperarlo, y en la sorpresa está esa maravilla. NoSigue leyendo “La conocí en un día inesperado “